top of page

RECURSOS

Cristo es suficiente – Colosenses 1:1-2

Actualizado: 27 ene

1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano

Timoteo,

2 a los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia y

paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.



Colosenses es tal vez la carta que está más centrada en Cristo en todo el Nuevo Testamento. Describe de manera clara la supremacía de Cristo, la suficiencia de Su obra en el creyente, y la aplicación del Señorío de Cristo en cada aspecto de la vida cristiana.


Los primeros dos versículos de este libro se dividen en tres secciones:

  • el autor de la carta

  • los receptores

  • una bendición a la iglesia

En la primera sección se trata del autor. Pablo es quien escribe, pero también se menciona a Timoteo. Él aparece más que todo por ser un compañero cercano de Pablo en el ministerio.


Pablo escribió Colosenses desde la cárcel (4:3,10). Lo hace desde Roma y se presenta como “apóstol de Jesucristo”. Estaba diciendo que lo que les escribía venia con la misma autoridad de Cristo, y en consecuencia debían desechar las mentiras de los engañadores que se difundían en esta época (2:4,8).


Aunque no tenemos a Pablo con nosotros, sí tenemos la Escritura que es la misma Palabra de Dios. Solo la Palabra de Dios da testimonio de Cristo y no podemos buscarlo fuera de ella (Jn 5:39).


En la segunda sección se trata de los destinatarios de la carta que es la iglesia en Colosas. Al parecer, el comienzo de esta iglesia se dio cuando Pablo enseñaba en Éfeso (Hch 19:10). Una de las personas que llegó a los pies de Cristo fue Epafras que luego regresó a Colosas para fundar la iglesia (1:7).


Aunque Pablo no había fundado ni visitado la iglesia (1:4, 8, 2:1), él conocía a esta congregación, y es por eso que el versículo dice que los colosenses son “santos y fieles hermanos en Cristo” (v. 2).


Los santos y fieles representan a una iglesia de verdaderos “hermanos y hermanas”. Es una iglesia verdadera, ciertamente no perfecta, pero sí una que estaba buscando mantenerse santa y fiel en un mundo contrario a la verdad del evangelio. Pero estos creyentes en Colosas solo podían estar santos y fieles porque estaban “en Cristo” (v. 2). Estar en Cristo significa estar incorporado en Él. Por lo tanto, Cristo abarca toda la vida del creyente. Significa que ÉL ES SUFICIENTE PARA EL CRISTIANO, y este es el tema principal de la carta a los Colosenses.


La razón principal por la cual Pablo habla de la suficiencia de Cristo es porque algunas falsas enseñanzas y mentiras con respecto a la persona y obra del Señor se habían introducido en la iglesia de Colosas. Estas falsas enseñanzas denigraban la persona de Cristo y Su obra (vv. 2:16-23). En el corazón de gran parte de esta falsa enseñanza estaba la idea de que el evangelio de Jesucristo es un gran comienzo, pero hay mucho más en oferta.


En la tercera sección se trata de la bendición final que estos versículos presentan. Para poder entender la preeminencia, suficiencia y Señorío de Cristo, el creyente necesita “Gracia y Paz”.


Necesita la gracia para poder entender y afirmarse en la preeminencia y suficiencia de Cristo. Pero necesita también la paz para comprender que no importa lo que pase, ni las pruebas que enfrente, la seguridad en esta vida y en la vida venidera solo están en Cristo, y no en algo más.


Esta carta da testimonio de la absoluta suficiencia de Cristo. La vida del cristiano y de la iglesia están completas solo en Cristo.


Si el cristiano no entiende lo que Dios ha hecho por él en Cristo, estará agobiado por la ansiedad y será tentado a buscar su seguridad en algo más.


Pero al situarse bajo la suficiencia y Señorío de Cristo, se encuentra cura para todas las dolencias espirituales y terrenales.


Versículos relacionados con el tema:

Col 4:3, 10, 2:1, 3, 4, 8, 10, 13, 1:4, 7, 8, 15-23, 2:16-23, 3:1, 3, 5, 16, 17, Jn 5:39, Hch 19:10

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page